¿Que es el alambre?

Denominamos alambre a todo tipo de filamento que se obtiene por estiramiento de los diferentes metales de acuerdo con las características plásticas que poseen.

En las dos primeras imágenes que les mostramos podemos diferenciar el estado inicial del alambre sin procesar. Éste puede presentarse en bobina o en varilla. Los diferentes procesos de manipulación proporcionan nuevas formas y piezas que determinaran su futura utilidad.

Los metales más comunes para la fabricación de alambre son: cobre, hierro, latón, acero, aluminio, plata. Teniendo en cuenta el material de fabricación, que nos aporta sus propiedades física y mecánicas, debemos cuidar el diámetro del corte transversal para obtener características óptimas.

De una simple bobina o varillas de metal podemos obtener una enorme variedad de subproductos elaborados mediante procesos manuales o industriales. De estos procesos de fabricación podemos obtener muelles, herramientas, estructuras para encofrado en la construcción, jaulas para filtros industriales, y un larguísimo etc.

Historia del alambre

El uso del alambre se remonta a mucho más de los que en un primer momento nos imaginamos. El primer método de fabricación consistía en batir láminas de metal hasta darles el grosor deseado, y luego cortarlas en finas tiras que se terminaban de darles la forma redondeadas a agolpe de martillo. Dicho proceso se aplicó hasta el siglo XIV.

En excavaciones arqueológicas se ha encontrado restos de alambre de latón con más de 2000 años de antigüedad que, al ser examinados, podría atribuírsele el proceso de fabricación de hilera.

Hilera es una plancha metálica, que posee varios orificios de distintos diámetros. El metal al cual quedemos convertir en alambre, se damos primero la forma de barra, y después se adelgaza y se saca punta a uno de los extremos de la barra para pasarla sucesivamente por los distintos agujeros de la hilera, de mayor a menor, hasta que la barra metálica quedaba convertida en alambre del diámetro deseado.

En Inglaterra se empezó a producir alambre con la ayuda de maquinarias a la mitad del s. XIX. Con estas máquinas, muy perfeccionadas posteriormente, que estaban basadas en el principio de la hilera, todas los procesos son mecánicos y modernizan con mucha rapidez y rendimiento el antiguo proceso hecho a mano.

Tipos y aplicaciones de alambre

Existen muchos tipos y calidades de acuerdo con los usos que le deseemos dar. De tal modo el diámetro del alambre es muy versátil y no existe un límite exacto cuando un hilo pasa a llamarse varilla o barra en vez de alambre.

La característica especial del alambre es que nos permite enrollarlo en bobinas para facilitarnos su manipulación y transporte.

El alambre de cobre se lo usamos para cables eléctricos, así que el alambre más usado de forma industrial es el de acero y de acero inoxidable. Con éste fabricamos un sinfín de diferentes piezas de alambre utilizando maquinaria especializada para la fabricación de piezas de alambre.

El alambre normal de acero suele tener un tratamiento que superficialmente lo galvaniza para proteger de la corrosión y óxido. También existe alambre endurecido con proceso de temple.

Entre los usos más importantes del alambre de acero destacamos:

  • Muelles.
  • Alambradas.
  • Muelles y resortes.
  • Alambre de espino.
  • Vallas de malla para cercos de parcelas.
  • Cables de aceros para ascensores, grúas.
  • Alambre recocido de fácil manipulación.
  • Alambre corrugado para construcción;
  • Alambre galvanizado para estructuras a la intemperie;
  • Alambre lubricado para bobinas de gran tamaño, de uso industrial.
  • Alambre endurecido de alto contenido en carbono;
  • Alambre de acero inoxidable.